A cuatro años de la muerte de Gustavo Cerati

Cuatro años de extrañarlo.

por Claro Entretenimiento | hace 2 semanas

Era la mañana del jueves 4 de septiembre de 2014. En las redes sociales imperaba lo rutinario: estados depresivos, fotos de parejas y algunos chistes, nada importante, hasta que apareció el título de una noticia. Una desgracia consumada: “Muere Gustavo Cerati”.

La noticia se esparció velozmente en todos los medios informativos, abarcó espacios y portadas. Llegó el fin de un legado musical, una luz que se apagaba por completo después de una larga agonía silenciosa. Se despide el genio, pero se quedan sus acordes, sus acuerdos y su voz.

Luego de 4 años en estado de coma, Gustavo Cerati fallecía a causa de un accidente cerebrovascular. Mucho se ha escrito y comentado respecto a la relevancia de su obra, tanto en su etapa con Soda Stereo como en su faceta de solista.

"Separarse de la especie no es soberbia, es amor.”

Gustavo Cerati.

El último concierto

Esta vez queremos que conozcas un poco más sobre los detalles que rodearon las últimas horas de Gustavo Cerati; justo antes de que este hombre cayera en estado de coma producto de un infarto que había sufrido en el cerebro. Los hechos ocurrieron en Caracas, la capital de Venezuela, y pese a que todo sucedió en el 2010 todavía lo recordamos.

Su último concierto (como solista) se dio el 15 de mayo de 2010, en el campus de la Universidad Simón Bolívar de Caracas, en lo que era la promoción de su quinto disco en solitario, Fuerza natural. La canción de cierre de esa noche y de su carrera fue “Lago en el cielo”, una poderosa letra que parecía prever lo que se acercaba: “vamos despacio para encontrarnos, el tiempo es arena en mis manos…”

¿Qué pasó tras el concierto? Las siguientes horas han sido reconstruidas con los testimonios de sus allegados. Por una parte, uno de sus músicos reveló para un medio argentino que Cerati estaba ya pálido, con los ojos desorbitados, luego caminó confundido hacia su camerino.

El asistente, por su parte, contó que ya en el camerino, Gustavo se desplomó en un sillón y fue cuando llamaron a los servicios de emergencia. En ese momento aún podía moverse por sus medios, pero ya no articulaba palabra, por lo que fue internado en un hospital de Venezuela.

Tres días después se difundió que el cantante había sufrido un accidente cardiovascular isquémico. ¿Las causas? Su familia aseguró que todo se debió a la cantidad de cigarros que fumaba al día.

Una fuerte lección que nos recuerda que nos pasamos la vida creyendo que las desgracias están reservadas solamente para una parte de la población pero la realidad es que están a la orden del día, de manera que basta con que estemos vivos para que nos ocurran. Un detalle importante sobre esto es que nuestras estrellas favoritas también se pueden ver afectadas. En el mundo del rock y de la música en general sucede que los cantantes prefieren estar trabajando la mayor parte del tiempo en lugar de velar por su bienestar, las consecuencias de eso suelen ser terribles porque afectan directamente el estado de salud.

Los tributos y homenajes al recuerdo de Cerati a cuatro años de muerte no han terminado. En los próximos meses, una cadena de televisión lanzará un documental sobre el argentino, llamado BIOS, del cual ya se conoce una imagen en la que le canta a su hijo Benito cuando éste era bebé. Es otra forma en la que seguirá recordándose a Gustavo Cerati. Nosotros recordemos a Cerati con el último concierto que diera Soda Stereo en 1997 en el Estadio de River Plate; aquella ocasión el genio gritó por última vez, “¡Gracias totales!”