"Coco" y su "carta de amor para México" gana el Óscar a mejor película de animación

La "carta de amor para México" que escribió Pixar con su cinta "Coco" ganó este domingo el Óscar de mejor película de animación.

por AFP | hace 3 meses

La "carta de amor para México" que escribió Pixar con su cinta Coco ganó este domingo el Óscar de mejor película de animación, conquistando a la Academia con la historia de un niño que viaja al fantástico mundo de los muertos, sello de la cultura mexicana.

Protagonizada por Anthony González, Gael García Bernal y Benjamin Bratt, Coco es el decimonoveno largometraje de Pixar, que ahora puede presumir de 14 premios Óscar desde el estreno de Toy Story en 1995, la primera película del mundo hecha en computadora.

Coco cuenta la historia de Miguel Rivera, un niño que crece dentro de una familia de zapateros y a quien se le ha prohibido cualquier relación con la música debido a un drama familiar.

Pero es tal su deseo de tocar la guitarra y cantar que decide hacerlo de forma clandestina, desafiando durante un Día de Muertos a la guía familiar, su abuela Imelda.

Su periplo lo lleva, entre calaveras, flores anaranjadas de cempasúchil y canciones rancheras, hasta el mundo de sus ancestros.

"Estamos tratando de crear de alguna manera una carta de amor para México y espero que la gente lo reciba igual", dijo en diciembre Lee Unkrich, director de la cinta.

La película también está nominada al Óscar a la mejor canción original por su conmovedor tema "Remember Me", del dúo formado por el matrimonio de Kristen Anderson-Lopez y Robert Lopez y que interpretaron en la gala por García Bernal, la mexicana Natalia LaFourcade y el estadounidense Miguel.

Se trata de la primera película que Pixar (Disney) dedica a una cultura extranjera.

Coco retrata la tradición mexicana a través de diferentes aristas: desde las legendarias Catrinas, el personaje creado en 1910 por el grabador José Guadalupe Posadas y bautizado por el muralista Diego Rivera, pasando por los coloridos alebrijes hasta la icónica pintora Frida Kahlo.

El boom de Coco

Coco llegó a los cines estadounidenses casi un año después de la victoria electoral del presidente Donald Trump, quien ha sostenido un discurso antiinmigración en el que incluso llamó a los inmigrantes mexicanos violadores y criminales.

La película también llegó a México en un momento importante, tras los dos terremotos que sacudieron al país en septiembre del año pasado dejando más de 400 muertos.

Al hacer el filme, hemos estado "viajando por el interior de México, aprendiendo a amar a este país y a su gente, y hemos tratado de inyectar tanto como sea posible eso, amor y pasión", aseguró en octubre Unkrich, en la capital mexicana.

Coronándose como la cinta más taquillera en México, Coco propulsó la carrera de Luis Ángel Gómez, un cantante mexicano de 13 años que sueña con dedicarse a la música ranchera y que realizó el doblaje en español del niño protagonista.

También causó un boom de ventas en Paracho, un pueblito del oeste de México reconocido por sus instrumentos de madera. Desde el estreno de Coco, los artesanos no dan abasto con la demanda de guitarras blancas con maquinaria dorada e incrustaciones de nácar... idénticas a la del protagonista.