“Duro de matar” rinde homenaje a “El padrino II”

Fox está desarrollando un nuevo proyecto de "Duro de matar".

por Demian Zavoznick | hace 2 meses

Es increíble pensar que muchos de los fanáticos del cine moderno no habían nacido cuando se estrenó la cinta Duro de matar en 1988 y, sin embargo, se volvió un clásico que no podemos dejar de ver cuando se programa en televisión.

Después de su estreno, Duro de matar fue un éxito en taquilla. No en vano tuvo cuatro nominaciones a los premios Óscar. La crítica y el público no sólo alabaron la historia o la acción, sino también las actuaciones, los efectos visuales y la música. Esta última, a cargo del estadounidense Michael Kamen, abarca desde la Novena Sinfonía de Beethoven hasta sonidos navideños y canciones que hicieron inolvidables algunas de las escenas.

John McTiernan, realizador que también dirigió Depredador y La caza del octubre rojo, se basó en Nothing Lasts Forever, la novela del estadounidense Rhoderick Thop, especialista en reltaos policíacos. Pero ese libro ya había sido adaptado al cine en 1968 en una película bajo el nombre The Detective protagonizada por Frank Sinatra. Por eso, cuando McTiernan le propuso Duro de matar a Fox, la productora le ofreció el papel al cantante y actor Sinatra, quien lo rechazó. Sylvester Stallone, Clint Eastwood y Arnold Schwarzenegger también se rehusaron a representarlo y al final quedó en las manos de Bruce Willis, hasta entonces reconocido por participar en la comedia Luz de Luna.

Al debut de Bruce Willis se sumó el del británico Alan Rickman (1946-2016) en el papel de Hans Gruber, personaje que la crítica calificó como uno de los malvados más célebres de Hollywood y como “el villano definitivo del cine de acción”.

Pero ¿qué tiene que ver El padrino con Duro de matar? Se trata de dos de las sagas cinematográficas más famosas de todos los tiempos, pero no parece que estén vinculadas entre sí. La primera es una obra maestra, la otra un filme que te deja al borde de la butaca pero hasta ahí.   Eso cambiará con Duro de matar: Year One, la próxima cinta de la franquicia.

Así es, Fox está desarrollando un nuevo proyecto de Duro de matar, que además será una especie de homenaje a El padrino II, para muchos la mejor cinta de la trilogía de Francis Ford Coppola.

En El padrino II se presentaron dos historias paralelas ubicadas en tiempos distintos. Por una parte, sigue la vida de Michael Corleone (Al Pacino) a finales de los años cincuenta, en su travesía por convertirse en el jefe de la mafia tras la muerte de su padre (que conocimos en la primera película). Por otro lado teníamos la historia ubicada varias décadas antes, que nos relataba el ascenso de Vito Corleone (Robert De Niro) desde su infancia en Italia hasta la fundación de su familia criminal en Nueva York.

Por eso, la cinta será tanto una precuela como una secuela, y contará la juventud de John McClane, al mismo tiempo que relata una historia en su madurez. Veremos de regreso a Bruce Willis como McClane, y al mismo tiempo a un nuevo actor que encarnará la versión juvenil de McClane, en una aventura ambientada en los años setenta.

Se sabe que el director Len Wiseman (Duro de matar 4.0), retomará el papel como director. Wiseman también confirmó que veremos a una joven Holly Gennero, la esposa de McClane, en las partes de los años setenta. Así que podríamos conocer cómo se fraguó esa historia de amor desde sus inicios.

Muchos hablan de Duro de matar como un clásico del cine de acción. Y es difícil discutirlo cuando vemos escenas como cuando McClaine corre por una azotea mientras esquiva los disparos desde un helicóptero, o cuando el villano Hans Gruber cae desde uno de los pisos más altos del edificio Nakatomi. Los comentarios le dan el estatus de obra maestra y alaban la construcción del guion: cada elemento, cada personaje de la película cumple una función narrativa precisa… Acción sin barreras para entretenernos a todos.