Los stormtroopers de Star Wars y Chewbacca llegan a Cannes con Solo

El relato de "Solo: A Star Wars Story" se sitúa antes del episodio IV de la saga, estrenado en 1977.

por AFP | hace 5 meses

Un ejército de Stormtroopers, los célebres guardianes del imperio, se apostaron a cada lado de la alfombra roja para esperar a los actores de Solo: A Star Wars Story que con Chewbacca en el centro subieron las escalinatas para presentar este "spin-off" el martes en noche en Cannes.

Al lado del director Ron Howard estaban el actor Alden Ehrenreich, que interpreta a Han Solo, y Emilia Clarke (Daenerys Targaryen en Game of Thrones), que en la película es Qi'ra, la amiga de infancia del personaje de Star Wars.

También estuvieron presentes Donald Glover, que interpreta a Lando Calrissian, y Woody Harrelson, igualmente escoltados por los guerreros de casco y uniforme blanco que son un emblema de la saga.

El basquetbolista finlandés Joonas Suotamo que con sus 2.08 metros de estatura interpreta a Chewbacca, el peludo compañero de ruta de Han Solo, también asistió a la proyección de gala de este nuevo episodio derivado de la saga.

Después de su estreno en Hollywood la semana pasada, este spin-off de la saga dedicado a la vida de Han Solo, que hasta ahora había sido interpretado por Harrison Ford, fue exhibido fuera de competición.

El relato de Solo: A Star Wars Story se sitúa antes del episodio IV de la saga, estrenado en 1977.

La película sobre Han Solo "contiene los gérmenes de lo que conocemos", indicó a la AFP Ron Howard (Willow, Da Vinci Code).

"No es tan cínico", agregó. Con Qi'Ra "los dos viven en una época dominada por el crimen organizado, muy peligrosa y opresiva, por lo que esta aventura es una búsqueda de la libertad, de estar conectado con los otros, para poderse sentir como uno mismo y encontrarse, explicó.

"Es la historia de un rito de paso", resumió.

"Yo creo que cuando uno lo conoce en esta película, él es más bien un idealista", afirmó por su parte Alden Ehrenreich.

"Y lo que es verdaderamente divertido en esta película, es seguirlo ya que todas estas nuevas experiencias y aventuras son lo que contribuyen a transformarlo de alguna forma en el hombre que todos conocemos", agregó el actor de 28 años.

Esta nueva película de la saga recibió críticas encontradas.

Para la revista francesa Paris Match "es un Western galáctico fun y muy entretenido" pero para el diario Le Parisien la película tiene "menos alcance que la primera película derivada de la saga", aunque esto fue "compensado por un tratamiento a la antigua".