New Order: la banda que hace bailar a los que no les gusta bailar

Este domingo harán su presentación en festival Corona Capital

por Alejandro Bolin | hace 3 semanas

Hay muchos motivos que me hacen admirar y respetar a New Order: primero, porque partieron del post-punk en una de las épocas más emocionante de la historia de la música y avanzaron. Segundo, se atrevieron, a pasar de ser una banda de formato clásico rock (batería- guitarra-bajo) a una banda que incluyó instrumentos electrónicos como sintetizadores y máquinas de ritmo. Tercero, porque experimentaron de manera intuitiva para crear música de baile bajo sus propios códigos y porque esa actitud frente a sus creaciones hace que todo su trabajo se sienta genuino e innovador. Y cuarto, por crear un legado de himnos que quedarán vivos por siempre.

La historia de New Order se ha convertido en toda una leyenda del rock. Podríamos resumirla de esta manera: una de las bandas jóvenes con pensamiento más vanguardista en la historia de la música pierde a su enigmático y atormentado genio a causa del suicidio. Así es, tras la muerte Ian Curtis en 1980 los tres restantes miembros deciden no permanecer bajo la imponente sombra de Joy Division, y deciden dar un salto, reagruparse, reorganizarse y reutilizar su química.

Pocos músicos tienen la suerte de haber sido responsables de dos bandas tan míticas en la historia del rock. Bernard Sumner (guitarra, teclados y voz), Peter Hook (bajo) y Stephen Morris (batería) estaban en el proceso de transición entre dos mitos: haber formado la banda Joy Division, convertida en leyenda oscura, y gestar luego la versión consagrada de New Order, el grupo que cambió para siempre el matrimonio de la música electrónica, el rock y hace bailar a los que no les gusta bailar. No obstante en 2007 Peter Hook anunció la desintgración del grupo -la cual sería desmentida más tarde por los demás integrantes-, hecho que ha marcado una batalla de dimes y diretes sobre el futuro del grupo.

Son innumerables las películas, series de televisión y videojuegos que han caído en la tentación de musicalizarse usando las canciones de la banda. Otro buen número de películas y hasta libros ha querido contar la compleja y extensa historia de New Order y su estrecha relación con la icónica disquera Factory Records, que jugó un rol fundamental en la escena musical británica. De esto habla la cinta 24 Hour Party People (2002), que narra la historia de la disquera con la que New Order presentó su primer álbum. En la producción se muestra a varias bandas de Manchester a finales de los setenta y en la década siguiente. No podemos dejar de lado su paso sonoro por la cinta Trainspotting, película de 1996, la cual mostraba a un grupo de jóvenes desenfrenados y adictos. En el soundtrack no solo había música de New Order, sino también de otros grandes como Iggy Pop, David Bowie y Blur.

Y hasta han inspirado el nombre de otras agrupaciones como los españoles Triángulo de Amor Bizarro, adivinaste, se debe al tema lanzado en 1986 y correspondiente al álbum Brotherhood. A esto sumemos el nombre de la banda The Killers. Averigüen por qué se llaman así, se divertirán.

¿Cómo no emocionarse con la presentación durante el Corona Capital 2018 de los sobrevivientes de una de las bandas más icónicas y de culto de los últimos años?

Este domingo harán su presentación en festival Corona Capital, así que te invitamos a celebrar que  Sumner y compañía fueron capaces de transformar una melancolía torturada y hermética como la de Joy Division en material para una pista de baile sin traicionarse en el intento.

FOTO http://www.neworder.com/