Privado de la herencia de su padre, Jean-Michel Jarre quiere recurrir al TEDH

El músico francés Jean-Michel Jarre espera recurrir a la Corte Europea de Derechos Humanos (TEDH) después de que la justicia francesa decidiera privarle de la herencia de su padre.

por AFP | hace 4 meses

El músico francés Jean-Michel Jarre espera recurrir a la Corte Europea de Derechos Humanos (TEDH) después de que la justicia francesa decidiera privarle de la herencia de su padre, Maurice Jarre, laureado con tres Óscar por la banda sonora de Lawrence de Arabia, Doctor Zhivago y Pasaje a la India.

"Mi hermana Stéphanie y yo llevamos nuestro caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por falta de respeto a los derechos de la familia y por violación excesiva de nuestro sistema de seguridad jurídico", escribió el pionero de la música electrónica en una tribuna, publicada este viernes en el diario Le Parisien.

TE PUEDE INTERESAR: Un emotivo The Weeknd y un Jarre ecopolítico se lucen en el festival de Coachella

Esta sucesión, puesta en entredicho, salió a la luz al comienzo de la batalla judicial en torno a la herencia del cantante francés Johnny Hallyday, entre su viuda y los dos hijos mayores de la estrella del rock, que cuestionan el testamento estadounidense de su padre, que los dejó sin herencia en virtud de la ley californiana.

LEE: La justicia francesa ordena congelar los bienes del fallecido cantante Johnny Hallyday

En septiembre de 2017, la Corte de casación decidió, en un caso que presentaba muchas analogías, desheredar a Jean-Michel Jarre y a su hermana, sabiendo que su padre había organizado su sucesión según el derecho californiano.

Fallecido en 2009, Maurice Jarre legó todos sus bienes a su última esposa a través de un "family trust", una estructura jurídica prevista por el derecho californiano.

"El derecho de los herederos no es únicamente un caso de dinero, afecta a ámbitos mucho más importantes como la protección de los lazos familiares y, para los creadores, el derecho moral de los artistas", indicó Jean-Michel Jarre en su misiva.

"La prohibición de tener acceso, si así lo queremos, a una foto, a un efecto personal de su padre o de su madre. Eso es lo que sorprende", lamenta el músico, de 69 años.

Entre sus argumentos, insiste en la pérdida de ingresos para el Estado francés debida a los "montajes jurídicos" en el extranjero y a que la sucesión a nivel artístico.

"También hay decenas de demandas de uso de las obras de nuestro padre que llegan a mi casa y que se quedarán sin responder", denunció.