Raperos que sembraron caos en aeropuerto parisino comparacen ante justicia

Booba y Kaaris, enemigos jurados del rap francés, se enfrentan a 10 años de cárcel por violencia agravada y robo en reunión.

por Amber Candi | hace 1 mes

Dos conocidos raperos franceses que protagonizaron una espectacular pelea en un aeropuerto parisino en agosto serán juzgados este jueves por una riña que ya les valió tres semanas de prisión.

Booba y Kaaris, enemigos jurados del rap francés, así como nueve miembros de sus bandas respectivas implicados en la pelea, se enfrentan a 10 años de cárcel por violencia agravada y robo en reunión.

Los dos raperos se enzarzaron a golpes el 1 de agosto en el aeropuerto de Orly, al sur de París, cuando se disponían a tomar un vuelo a Barcelona, donde tenían previsto realizar conciertos.

LEE: En prisión los raperos que provocaron retrasos de vuelos en aeropuerto parisino

El incidente, que fue filmado por testigos y difundido ampliamente en redes sociales, provocó cuantiosos daños en locales comerciales del aeropuerto.

Desde el levantamiento de su detención provisional, Booba, de 41 años, y Kaaris, de 38, que pagaron cada uno una fianza de 30,000 euros y tienen prohibido salir del territorio francés, se muestran ejemplares.

Estrella del rap francés, Booba prometió comportarse de forma "irreprochable". Instalado en Miami, el artista pasó 18 meses en la cárcel a fines de los años 1990 por haber atracado a un taxista.

Kaaris vivió por su parte su detención provisional como "una injusticia", explicó a la AFP su abogado David-Olivier Kaminski. En Instagram, aparece estos días como un padre de familia, junto a su hija.

LEE: Varios vuelos retrasados en un aeropuerto de París tras una pelea entre dos raperos

Desde hace varios años, ambos artistas, que en 2012 habían colaborado juntos en el tema "Kalash", se insultan a través de las redes sociales y mediante videos.

Y cuando se encontraron en la sala de embarque del aeropuerto de Orly, el clan Booba enfrentó al de Kaaris, entre los pasajeros atónitos. La tienda de "duty free" les sirvió de reserva de proyectiles. El balance: varios heridos leves, vuelos retrasados y 50,000 euros de perjuicios.

La gestora Aéroports de Paris, la aerolínea Air France y el propietario de la tienda interpusieron la demanda.

Ambos aseguraron haber actuado en "legítima defensa".