Sadé, la primera princesa africana de Disney

Sadé contará la historia de una joven de la realeza que descubre que posee poderes mágicos y debe usarlos para proteger su reino de una amenaza desconocida.

por Desiree Heaven | hace 4 meses

A lo largo de su vida Walt Disney logró crear un mundo lleno de fantasía, con el cual encantó, ha encantado y seguirá encantando a las generaciones venideras. Cuentos de hadas, fábulas y personajes que difícilmente olvidaremos, el mundo de Disney es de esos a donde nos gustaría llegar para nunca salir del mismo.

Disney, una compañía que ha probado estar dispuesta a ser de las primeras en dejar huella en la carrera hacia la inclusión, ya sorprendió al mundo al integrar a un personaje abiertamente homosexual en su adaptación en live-action de La bella y la bestia, LeFou, hecho que fue una marca revolucionaria para la empresa.

En un principio, las mujeres de Disney eran delicadas y obedientes, y todas soñaban con ser encontradas por un príncipe que las llevara a su castillo para ser felices para siempre. Princesas como Blancanieves, Cenicienta y Aurora representaban a una mujer que hoy ya no existe (bueno, en la telenovelas, en las páginas de sociales y en Tinder, sí) y que ha sido reemplazada por una que sueña con poder hacerlo todo.

Recordemos a Emma Watson que, también en la versión live-action de La bella y la bestia, transformó a Bella en un ícono feminista (nada radical ni extremo, pero fue un cambio importante). Con su versión dio vida a una inventora que no solo quería más que vida provincial, también estaba dispuesta a trabajar.

El mundo ya no necesita ver a la princesa sumisa de los años 50 y quiere versiones actuales, más reales, alejado de la condescendencia o de la curiosidad, que se ajuste a lo que significa ser una mujer en pleno siglo XXI. De esta manera el legendario estudio tuvo que hacer unos cuantos cambios para lograrlo.

A pesar de que en el negocio del entretenimiento se sigue hablando de cómo dar más visibilidad en pantalla a las mujeres y a las consideradas minorías étnicas, a los personajes que se identifica como LGBT, o a personas con alguna discapacidad, son pocos los estudios y los productores que realmente ponen manos a la obra para dar el siguiente paso.

Pero la comunidad LGBT no es la única minoría que existe y, por supuesto, Disney no planea limitarse a ellos.

El portal Deadline Hollywood informó que el estudio de Mickey Mouse ha echado en marcha la que será su primera historia protagonizada por una princesa africana. Sadé, el nombre de la princesa y de la película, contará la historia de una joven de la realeza que descubre que posee poderes mágicos y debe usarlos para proteger su reino de una amenaza desconocida que de pronto se ve acechando a su gente.

En la anterioridad Disney tuvo como protagonista a una princesa de raza negra en La Princesa y El Sapo, en una historia ocurrida en Nueva Orleáns, pero para Sadé, destaca que todo sucederá en África, algo que nunca antes se ha explorado en una película animada de princesas, como se suele llamar popularmente a este género de fantasía propio de la compañía.

Según lo que publicó el portal en línea de Variety, el contundente éxito de Pantera Negra finamente impulsó a Disney a producir una historia sobre África, una idea que ha estado rondando ya durante muchos años, en especial con esta nueva ola de princesas que llegó justo con Tiana en La princesa y el sapo y continuó con personajes como Rapunzel, Elsa y Anna en Frozen: Una aventura congelada, Mérida en Valiente y más recientemente Moana.