Renoir robado por los Nazis es devuelto a la nieta de su propietario

Una pintura de Renoir que fue robada por los nazis de una bóveda del Banco de París, fue devuelta a su legítimo propietario luego de una odisea de 70 años.

por AFP | hace 1 semana

Una pintura de Renoir que fue robada por los nazis de una bóveda del Banco de París, fue devuelta a su legítimo propietario luego de una odisea de 70 años pasando de Sudáfrica a Londres, Suiza y Nueva York.

Dos mujeres en un jardín, pintada en 1919 en el último año de vida del impresionista francés Pierre-Auguste Renoir, finalmente vuelve a estar en manos de la nieta de su propietario judío, que estuvo décadas tratando de recuperarlo.

Sylvie Sulitzer, la última heredera de su abuelo Alfred Weinberger, un destacado coleccionista de arte en la preguerra de París, recibió el trabajo de las autoridades estadounidenses durante una ceremonia en el Museo del Patrimonio Judío en Nueva York.

A pesar de que Sulitzer conoció a su abuelo, no tenía idea de la existencia del Renoir desaparecido hasta que una firma de abogados alemana, especialista en recuperar arte saqueado por los nazis a familias judías, la contactó a principios de 2010.

"Estoy muy agradecida de poder mostrarle a mi querida familia, donde sea que estén, que después de todo lo que han pasado hay justicia", dijo Sulitzer.

Otras cuatro obras de Renoir y una de Delacroix, que también pertenecían a su abuelo, deben aún ser recuperadas, dijo a la AFP.

Los nazis robaron el cuadro en diciembre de 1941 desde la bóveda de un banco donde Weinberger almacenó su colección cuando huyó de París, al comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

TE PUEDE INTERESAR: Museo de Chicago revela que el "Renoir" de Trump es falso

Luego que la paz retornó a Europa, Weinberger estuvo décadas tratando de recuperar sus obras, registrando su reclamo ante las autoridades francesas en 1947 y las alemanas, en 1958.

Las autoridades estadounidenses aseguraron que el Renoir resurgió por primera vez en una venta de arte en Johannesburgo en 1975, antes de llegar a Londres, donde fue vendido nuevamente en 1977. Se puso a la venta otra vez en Zúrich, Suiza, en 1999.

Pero solo cuando fue puesto para remate por un coleccionista privado en Christie's en Nueva York, la casa de subastas llamó al FBI. Su dueño anterior eventualmente accedió a renunciar a la pintura.

Se cree que cerca de 100,000 piezas de arte y millones de libros fueron robados a los judíos franceses o a judíos que viajaron a Francia antes de que comenzara la ocupación nazi, en 1940.

Los aliados encontraron cerca de 60,000 de las obras de arte desaparecidas en Alemania y las regresaron a Francia.