La terrible muerte de Glenn y la sumisión de Rick

Entérate de cada detalle sobre "The Walking Dead" con FOX Fans enviando FANS al 8023. Costo: 20 pesos semanales.

por Movix | hace 3 meses

¡La séptima entrega llegó con más sangre y caminantes que nunca! El primer capítulo comienza con toda la agresividad y sadismo que sólo Negan le podría dar. El malvado líder de los Salvadores capturó al grupo de Rick y los sometió con las peores y más crueles técnicas de quebrantamiento.

Pero la maldad de Negan no sólo llegó hasta ahí, tal como el peor de los psicópatas, separó a Rick de su familia y lo llevó a un lugar lleno de caminantes para poner a prueba su valentía. Durante este terrible momento el exsheriff comienza a recordar el cruel asesinato de sus compañeros.

Todas las dudas se despejan cuando el villano comienza un juego para saber a quién del grupo matará. Lucille va de un lado a otro hasta que se detiene en la cabeza de Abraham. Los golpes comienzan y la sangre salta sobre el resto de la familia que mira impactada como es despedazado el pelirrojo. Pero Negan continúa la masacre cuando golpea con el bate, una y otra vez, al querido Glenn hasta que muere.

Pese a que Rick se caracteriza por su coraje, esta vez no pudo más y cedió ante el villano. La situación ya era incontrolable, la presión psicológica aumentaba cada vez más, hasta tal punto, que incluso el cruel líder le exigió al aterrorizado hombre que le cortara el brazo izquierdo a su propio hijo a cambio de la vida del resto del grupo.

Sin embargo, Negan necesitaba aún más poder y sumisión, por lo mismo siguió hasta que Rick no pudo más, y entre lágrimas y temblores, le prometió que sería su servidor al igual que el resto de sus compañeros. Para validar el trato, se lleva a Daryl como garantía y moneda de cambio.

¿Estás preparado para el sangriento y demoledor regreso de The Walking Dead?

Si quieres vivir al límite una experiencia en The Walking Dead, haz CLIC AQUÍ.