Merle, el hermano mayor que posiblemente no te mereces

Entérate de cada detalle sobre The Walking Dead con FOX Fans enviando FANS al 8023. Costo $20 pesos semanales.

por Movix | hace 7 meses

Merle era un hombre de aproximadamente 50 años de edad, de constitución robusta, cabello castaño oscuro casi calvo y ojos azules. Fue presentado desde un principio como un renegado vulgar e intolerante. En su mano amputada tenía una funda de metal con un cuchillo de caza atado a él y aunque en un principio utilizó prendas que evocaban cierto estilo motorista, últimamente se avocó por una indumentaria práctica compuesta por pantalones cargo, botas de combate, camisetas sin maga y en ocasiones una camisa oscura por encima.

Al igual que Daryl, Merle era muy buen cazador y además, debido a su tiempo en las Fuerzas Armadas, tenía grandes habilidades tácticas y un excelente manejo de las armas de fuego. Tenía también experiencia en el combate cuerpo a cuerpo aunque demostró cierto interés en la lectura y en la religión. Además confesó consumir drogas.

Merle era misógino y racista, lo que provocó tensiones entre él y el grupo al que originalmente pertenecía. Tenía muy mal genio y era extremadamente violento, volátil y rápido para expresar sus creencias. Sin embargo, luego de ser declarado traidor por el pueblo de Woodbury, paso a ser una figura trágica en busca de redención, pidiendo inclusive perdón a aquellos a los que alguna vez había hecho mal. A pesar de sus cuestionables métodos, realmente amaba a su hermano y su único propósito era protegerlo de un mundo lleno de desesperación. Merle finalmente resultó ser un hombre que simplemente aplicaba la norma de la supervivencia del más apto, pero nunca fue realmente malo.

Tanto Merle como Daryl se criaron en las montañas con sus negligentes padres. Cuando eran niños perdieron a su madre debido a un incendio que ésta provocó por haberse quedado dormida con un cigarrillo encendido en la boca y pasaron a estar bajo el completo cuidado de su padre, quien en más de una ocasión abusó físicamente de ellos y les dejó imborrables cicatrices en la espalda.

Merle creció siendo un inadaptado social y por eso con frecuencia era encarcelado en las correccionales juveniles, aunque durante los tiempos que estuvo libre se dedicó a moldear a su hermano menor a su imagen y semejanza para así forjar en él carácter, pero sin brindarle el apoyo emocional que como hermano mayor debería haberle dado. Cuando tuvo edad suficiente, Merle se marchó de la casa donde vivían y en algún punto se unió a las Fuerzas Armadas pero terminó siendo dado de baja en forma deshonrosa después de golpear a un suboficial y tirarle cinco dientes de adelante. A raíz de esto Merle fue enjuiciado y enviado a prisión por 16 meses.

Eventualmente Merle se volvió un traficante de drogas y también comenzó a consumirlas. En algún momento, además, Merle contrajo una fuerte gonorrea y por eso siempre traía consigo muy buenos analgésicos.

Cuando se produjo el cambio en el mundo, Merle y Daryl escaparon a Atlanta y terminaron instalándose en un campamento en las afueras de la ciudad junto a otros supervivientes, que planearon saquear pero nunca llegaron a concretarlo.

Si quieres vivir al límite una experiencia en The Walking Dead, haz CLIC AQUÍ