Croacia golea 3-0 a Argentina y la deja al borde del abismo

De esta manera, Croacia se une a Francia, Rusia y Uruguay en octavos de final.

por Alejandro Bolin | hace 3 meses

Croacia goleó el jueves a una pálida Argentina por 3-0 y se clasificó para los octavos de final del Mudial de Rusia 2018, dejando a la Albiceleste al borde del abismo.

Ante Rebic a los 53 minutos, tras un horror del portero Willy Caballero, Luka Modric a los 80 minutos e Ivan Rakitic a los 90+1 minutos marcaron los tantos de la goleada croata en el estadio de Nizhni Novgorod ante 43.000 espectadores.

De esta manera, Croacia se une a Francia, Rusia y Uruguay en octavos de final.

Argentina sufrió en el primer tiempo una actuación para el olvido de Lionel Messi, que deambuló en el campo sin encontrar el balón.

Enfrente, Croacia apostó a la pierna fuerte y la marca precisa para aislar a Messi y con pases largos que se filtraron en la defensa complicaron a los de Jorge Sampaoli.

Willy Caballero abrió la fosa para Argentina en el choque y quizás en el Mundial con un fallo grosero que aprovechó con una espectacular media vuelta Rebic. Los superpoderes de Messi no aparecieron, pero si los de Modric que con una definición de película desde fuera del área terminó por derribar a los sudamericanos.

Buscando a Messi

Croacia se encendió primero y avisó con Ivan Perisic entrando libre por la izquierda y sacando un remate cruzado que estuvo a centímetros de tocar red.

Luka Modric comenzó a soltarse en le mediocampo y los diez minutos se cumplieron con mejores sensaciones para Croacia que sin demasiado argumento desnudó falencias en la retaguardia del subcampeón de Brasil 2014.

La hinchada lo decodificó inmediatamente y comenzó a retumbar su canto, Diego Maradona en la tribuna también alentó y el equipo dio el paso al frente. Messi en el centro del área fue sobrepasado por milímetros por un balón y en la jugada siguiente Maximiliano Meza remató muy desviado cuando estaba solo en el centro de área.

Acuña con un centro que se transformó en tiro desde la izquierda rozó el travesaño defendido por Danijel Subasic, provocando en el banco uno de los primeros movimientos histéricos de Jorge Sampoli.

Messi seguía apagado.

A la media hora, Enzo Pérez tuvo en su pie la solución tras un par de desaciertos en el área de los defensores de Croacia pero solo frente al arco falló.

El partido levantó temperatura y como una daga el balón habilitó a Mandzukic que se zambulló para cabecear el balón que rozó el arco de Caballero.

Con marca fuerte del equipo de Zlatzo Dalic, control de balón de Argentina y miranda al suelo de Leo se fue la primera mitad sin goles.

Un fallo trágico, tres goles divinos 

El segundo tiempo arrancó con buenas sensaciones para los sudamericanos, Agüero falló una definición y todo parecía fluir.

Pero llegó la jugada fatídica de Caballero que con un fallo grosero al querer jugar el balón habilitó de la mejor forma posible a Ante Rebic que aceptó el regalo y lo fusiló.

La pesadilla comenzó para los argentinos en las tribunas, donde tuvieron que pasar varios minutos después del gol para que el silencio diera pase a un nuevo aliento, y en el banco donde Sampaoli sacó a Aguero y Salvio para meter a Gonzalo Higuain y Cristian Pavon.

El 10 argentino intentó hilvanar una jugada colectiva pasado los 60 minutos, pero la defensa rival le ganó, intentó superar a uno, dos, pero el tercer croata lo detuvo.

Croacia responde y Mandzukic vuelve a fallar en la definición.

Sampaoli no se guardó nada y metió a Paulo Dybala.

El nervisismo tomó a los jugadores de Argentina, incluido Messi que reaccionó con vehemencia ante una marca croata.

Croacia tuvo varias chances para rematarlo, pero falló en el último pase hasta que apareció la magia de Modric.

El volante desde las pueras del área sacó un lujoso remate anotando el indescontable 2-0 que se transformó en goleada y humillación cuando otro fallo garrafal de la defensa argentina le regaló el balón a Rakitic para que anotara el 3-0.

A Argentina solo le queda golear a Nigeria y esperar por los otros resultados del Grupo D para intentar llegar a la segunda fase como segundo de la llave.