Después de Israel, Jordi Cruyff desembarca como entrenador en China

El club chino Chongqing Lifan, amenazado por el descenso.

por AFP | hace 2 meses

El entrenador holandés Jordi Cruyff, hijo del legendario Johan, tomó el miércoles las riendas del club chino Chongqing Lifan, amenazado por el descenso, tras seis años en Israel.

El técnico de 44 años prometió darse "al 200%" para salvar al Lifan, club del suroeste de China que con media temporada ya jugada se encuentra en el 14º puesto de una Superliga china de 16 equipos.

"Entiendo la situación del equipo, necesita adaptarse y trabajar rápidamente. He venido para trabajar de inmediato y aportar estabilidad", afirmó Cruyff en rueda de prensa.

El exjugador del Barça y del Manchester United en la década de los 1990 remplaza a Paulo Bento, el exseleccionador de Portugal (2010-2014) que fue destituido a finales de julio tras ganar solo cuatro de los 14 partidos disputados.

Jordi Cruyff pasó sus seis últimos años en el Maccabi Tel Aviv, donde fue director deportivo de 2012 a 2017 y después entrenador. Bajo su dirección, el club israelí ganó tres veces consecutivas el campeonato israelí, entre 2013 y 2015.

Cruyff, que disputará su primer partido con el Chongqing el sábado contra el Shandong Luneng —segundo en la tabla—, es el último nombre extranjero que desembarca en China, donde se une entre otros al italiano Fabio Cannavaro (Guangzhou), al alemán Bernd Schuster (Dalian) y al galés Chris Coleman (Hebei).

AFP