El científico en el centro del escándalo de Facebook compareció ante el Parlamento británico

"Fui simplemente la persona desafortunada que acabó relacionada de algún modo con la campaña de Trump."

por Redacción | hace 4 meses

El profesor que creó la aplicación que permitió a la firma Cambridge Analytica obtener datos de 90 millones de usuarios de Facebook con fines electorales y sin su consentimiento dijo en el Parlamento británico que miles de empresas hicieron lo mismo.

Aleksandr Kogan, profesor de la Universidad británica de Cambridge, dijo a los miembros de un comité parlamentario que las críticas a su trabajo de los directivos de Facebook eran una estrategia de defensa de la red social.

"No creo que piensen esas cosas porque saben que su plataforma ha sido saqueada a diestra y siniestra por miles de otras" firmas, dijo el científico ruso-estadounidense, al que Facebook prohibió trabajar con la red social.

"Fui simplemente la persona desafortunada que acabó relacionada de algún modo con la campaña de [el presidente estadounidense Donald] Trump", añadió.

Kogan creó una aplicación de predicción de la personalidad a través de su empresa Global Science Research (GSR), que ofrecía una pequeña suma de dinero a los usuarios a cambio de completar un test de personalidad.

Facebook afirma que 270 mil personas aceptaron descargar la aplicación, pero esta dio a Kogan acceso también a datos de los "amigos" de estas personas, con lo que al final llegó a disponer de información de 90 millones de usuarios, según cifras del presidente de la red social, Mark Zuckerberg.

LEE MÁS: Psicólogo defiende su rol en el escándalo Facebook-Cambridge Analytica

Cambridge Analytica trabajó para la campaña de Trump en las elecciones de 2016, usando todos aquellos datos para enviar mensajes electorales a medida.

Sin embargo, Kogan dijo a los diputados este martes que los datos obtenidos eran demasiado vagos para construir perfiles psicológicos precisos.

Kogan dijo que Cambridge Analytica le aseguró que lo que hacían era "perfectamente legal y ajustado a las condiciones de uso" de Facebook.

Además, aseguró que Facebook no le puso inicialmente ninguna pega. "Me dieron los datos sin firmar ningún acuerdo", apostilló.