Familiares de víctima de Bill Cosby cuentan su dolor en la corte

La familia de Andrea Constand, agredida sexualmente por Bill Cosby en 2004, contó cómo el suceso perjudicó sus vidas el lunes.

por AFP | hace 3 semanas

La familia de Andrea Constand, agredida sexualmente por Bill Cosby en 2004, contó cómo el suceso perjudicó sus vidas el lunes en una audiencia para establecer la sentencia la actor.

"El impacto de este evento nunca desaparecerá", dijo la hermana de Andrea Constand en voz alta frente al juez Steven O'Neill, que debe decidir sobre la pena que purgará quien fuera unos de los comediantes más queridos de Estados Unidos, declarado culpable en abril.

Debido a la ausencia de un testigo, que se espera recién el martes, la sentencia se pronunciará tras un segundo día de audiencia.

La hermana, la madre y el padre de la víctima se sentaron unos tras otro en la silla de los testigos para contar todo lo que les cambió este hecho en los últimos 14 años.

"Vivo con mi trauma día a día", afirmó la madre de Andrea. "Este evento ha traído mucho dolor y tristeza a mi vida".

La sexagenaria relató que en 2015 fue diagnosticada con la enfermedad de Parkinson, que relacionó con el episodio sufrido por su hija.

"El estrés de toda esta situación me afectó", dijo la mujer que inicialmente había optado por no hablar pero que después cambió de opinión.

El padre de Andrea Constand, por su parte, dijo que empezó a tomar pastillas para dormir poco tiempo después de enterarse de la agresión de la que había sido víctima su hija.

"He vivido una profunda transformación", explicó fríamente Andrew Constand, diciendo que posteriormente tuvo que duplicar la dosis de somníferos para conciliar el sueño.

Hoy, a pesar del veredicto, dice sentirse "más vulnerable [que antes] en todos los aspectos de [su] vida, incluso en el golf", el deporte que amaba.

Antes de que lo hiciera su familia, Andrea Constand también hizo una breve comparecencia ante el juez.

Aparentemente relajada, explicó que ya había tenido la oportunidad de dar testimonio de las consecuencias que esta agresión había tenido en su vida personal.

"Todo lo que pido es justicia", dijo simplemente, antes de retomar su lugar en el público.

Estos testimonios resonaron mucho más allá de la sala de la corte, unas horas después bajo la etiqueta #WhyIDidntReport (por qué no denuncié).

Luego que Donald Trump pusiera en duda la veracidad del testimonio de Christine Blasey Ford, quien acusó de agresión sexual al candidato a la Corte Suprema Brett Kavanaugh, miles de personas han contado su propia agresión sexual y explicado por qué guardaron silencio.