Tras siglos de saqueos, la antigua ciudad romana de Volubilis vuelve a nacer

La antigua ciudad romana de Volubilis exhibe de nuevo sus tesoros a los cada vez más numerosos turistas.

por AFP | hace 2 meses

La antigua ciudad romana de Volubilis, hoy en territorio de Marruecos, fue saqueada durante siglos pero ahora exhibe de nuevo con orgullo sus tesoros a los turistas cada vez más numerosos.

Por Volubilis, fundada en el siglo III antes de la era cristiana e inscrita en el patrimonio mundial de la Unesco desde 1997, "pasaron varias civilizaciones" y vivió entre otras una floreciente época romana y un breve periodo de reconquista árabe, explica a la AFP M'Hamed Alilu, uno de los conservadores del yacimiento.

Las 42 hectáreas que ocupa la ciudad (llamada Ualili en árabe) están situadas cerca de la ciudad de Mulay Idrís, en el centro de Marruecos, en medio de una frondosa vegetación.

A ambos lados de la calle principal de Volubilis, que llegó a tener hasta 15;000 habitantes, hay pórticos y mansiones decoradas con mosaicos. También cuenta con un arco de triunfo, una basílica, unas termas y un capitolio, signo de la presencia romana entre el año 42 después de Jesucristo y 285.

Aproximadamente un tercio del yacimiento corresponde al período islámico pero todavía no se han hecho excavaciones que probablemente saquen a la luz tesoros arqueológicos, asegura Alilu.

Cuando la dinastía árabe de los idrisíes convirtió Fez en su nueva capital, a finales del siglo VIII, la ciudad cayó en el olvido, excepto para los que se llevaban su mármol y sus estatuas romanas.

A finales del siglo XVII, se cree que el sultán marroquí Mulay Ismaíl envió a miles de esclavos para recuperar el mármol y las columnas de la ciudad para construir su palacio en Mequinez, a unos 30 kilómetros de distancia.

"En el camino que va de Volubilis a Mequinez se encontraron capiteles abandonados por los esclavos, que huyeron cuando supieron que Mulay Ismaíl había muerto", explica el conservador.

Estatua robada

A principios del siglo XX, en 1915, los arqueólogos empiezan a desenterrar vestigios de Volubilis y a restaurar el yacimiento. Pero durante el período colonial francés (1912-1956) vuelven los saqueos.

En 1982, la desaparición de una estatua de mármol de Baco, el dios del vino Baco, salta a las primeras páginas de la prensa, hasta el punto que el rey Hasán II decide enviar a los gendarmes para interrogar a los habitantes de la zona.

Según la prensa marroquí, muchos agricultores que no sabían nada de dioses romanos fueron "interrogados, maltratados y golpeados" en vano, porque la estatua nunca apareció.

"La gente de aquí todavía está traumatizada", asegura un habitante de Mulay Idrís.

En 2006, una parte de los mosaicos de Volubilis fueron arrancados, según la revista marroquí de historia Zamane, y en 2011 un hombre fue detenido cuando intentaba robar una pieza de bronce de la época romana considerada muy valiosa.

Mohamed Charrud, un geólogo de la facultad de ciencias de Fez, explicaba en 2013 al periódico marroquí Le Matin como durante sus investigaciones en Volubilis vio muchas veces a gente que "se instalaba cerca del yacimiento buscando objetos antiguos de valor".

Sin embargo Mustafa Atki, otro conservador del yacimiento, asegura que "lo que se dice sobre los saqueos a veces es exagerado". "Siempre ha habido un trabajo diario de mantenimiento y restauración", explica a la AFP.

En el mismo sentido, M'Hamed Alilu asegura que hoy el yacimiento está "cerrado, cuidado y bien vigilado, con un equipo de 14 guardianes que trabajan día y noche y con cámaras por todas partes".

Las autoridades marroquíes hacen todo lo posible para preservar una importante atracción turística.

Desde que se abrió un museo en 2013, Volubilis atrae una media de 200,000 visitantes al año. "En 2017, superamos por primera vez los 300,000", celebró Atki.

Fuente: AFP